RationalWiki's 2019 Fundraiser

There is no RationalWiki without you. We are a small non-profit with no staff – we are hundreds of volunteers who document pseudoscience and crankery around the world every day. We will never allow ads because we must remain independent. We cannot rely on big donors with corresponding big agendas. We are not the largest website around, but we believe we play an important role in defending truth and objectivity.

If everyone who saw this today donated $5, we would meet our goal for 2019.

Fighting pseudoscience isn't free.
We are 100% user-supported! Help and donate $5, $20 or whatever you can today with PayPal Logo.png!

Information icon.svg The 2018 moderator election has started! We are electing 6 moderators and 2 alternatives to serve in 2019. Nominate users here and read their campaign slogans here!

User:DiamondDisc1/La evidencia contra una creación reciente

From RationalWiki
Jump to: navigation, search
New logo.png
If you were looking for this article in the English language, it can be found at Evidence against a recent creation.
El hecho de que los creacionistas de la Tierra joven tengan que formar un comité durante seis años para argumentar contra un principio científico es evidencia en sí misma de que la Tierra es vieja.
—Greg Neyman, creacionista de la Tierra vieja[1]

La evidencia contra una creación reciente es abrumadora. Puede que no haya mayor ataque a la ciencia que el creacionismo de la Tierra Joven.

Este artículo recopila evidencia que establece una edad mínima para el Universo y la Tierra superiores a los 6 o 10 mil años que afirman los creacionistas de la Tierra joven y los que creen en la cronología de Ussher. Toda esta evidencia apoya el concepto del tiempo profundo, una idea considerada creíble y válida por los científicos desde comienzos del siglo XIX, que establece que el mundo tiene millones o miles de millones de años de antigüedad. La ciencia actual acepta que la Tierra tiene unos 4.54 millones de años y que el Universo tiene 13.77 millones de años.

Estas edades no fueron sencillamente inventadas, o peor, aceptadas para “dar a la evolución el suficiente tiempo”. Cada una de ellas fue concluida de un rango de experimentos y observaciones hechas en varios campos de la ciencia, incluyendo astronomía, geología, biología, paleontología, química, geomorfología y física. Para que el creacionismo de la Tierra joven esté en lo correcto, todas las disciplinas mencionadas tendrían que estar equivocadas en todo. Aunque cada edad haya sido revisada con nueva evidencia, estas revisiones nunca han alcanzado el calibre necesario para validar el creacionismo de la Tierra joven.

Además, estos métodos de datación no son mutuamente excluyentes: allá donde sus rangos, precisión y aplicabilidad solapen, las edades calculadas son coherentes unas con otras. Por ejemplo, todos los métodos de datación indican que la Tierra es un planeta de entre 4.400 millones a 4.600 millones de años de antigüedad. Esto es importante ya que los creacionistas de la Tierra joven dicen frecuentemente que la datación radiométrica no es fiable, aunque éste método no sea necesario para demostrar que el universo es antiguo.

Éstos límites son del tipo: “puesto que observamos [X], que ocurre a ritmo [Y], el universo debe tener por lo menos [Z] años de edad”. Muchos creacionistas replican que los ritmos actuales, [Y], podrían haber sido diferentes en el pasado. De echo, sí es posible que hayan cambiado, pero bajo el uniformitarianismo, necesario para que la ciencia funcione, debemos de asumir que los ritmos han sido constantes a no ser que se demuestre lo contrario. Otros creacionistas apelan a la hipótesis infalsificable de Omphalos para argumentar que Dios engañosamente creó un mundo aparentemente viejo.

Lo siguiente son decenas de razones para no creer en el creacionismo.

>10.000[edit]

Evidencia para una edad mínima de diez mil años.

Datación por termoluminiscencia[edit]

La datación por termoluminiscencia es un método para determinar la edad de objetos que contienen minerales cristalinos, como cerámica o lava. Estos materiales contienen electrones que han sido expulsados de sus átomos por la radiación ambiental, pero han quedado atrapados en las imperfecciones estructurales del mineral. Cuando se calienta uno de estos minerales, los electrones atrapados liberan energía en forma de radiación electromagnética (luz).

Aunque esta técnica pueda usarse para estimar edades de hasta 230.000 años, su precisión es útil para edades de entre 300 y 10.000 años. De todos modos, hay objetos 4.000 años más viejos que la edad creacionista para la Tierra.

Referencias[edit]

  1. http://www.answersincreation.org/romans120.htm